90′ | 0-5 Derrota contundente de las retransmisiones en #Twitter

twitter_futbol1

Minuto + resultado + emoticono + texto + foto + #hashtag= tuit perfecto; así es como cualquier manual o gurú te dirá que tienes que construir el “tuit perfecto” para estos casos, las retransmisiones de partidos de fútbol a través de Twitter. Sin embargo NO funciona porque la forma no es el objetivo sino la manera, lo que importa al espectador es el fondo, lo que divierte, informa o entretiene.

Los SM Manager de los clubes deberían analizar mejor qué funciona y que no en sus canales, un profesional que gestiona un perfil con varias decenas de miles de seguidores no se puede permitir tener menos de 10RT en un tuit que habla, en directo, de aquello que hace su marca (jugar un partido de fútbol).

No voy ha comentar el hashtag #Jesus cuando #JuanJesus sería mucho más lógico, pero quizás buscan audiencia entre los cristianos futboleros…

Esos 6RT entre sus 1.150.000 seguidores supone un 0,0005%, con los likes sube hasta 0,0034% de engagement. Pero echemos un vistazo a las retransmisiones en su conjunto, ese par de horas que tenemos a nuestra audiencia conectada, atenta y motivada.

Las retransmisiones han muerto

Da igual si tienes 80.000, 3.500.000 o más de 18.000.000, aquella amarilla, aquel centro que atrapa el portero rival o el cambio del rival en el minuto 83 no interesa a nadie. Si no puedes aportar más información para agregar valor al espectador/seguidor cambia la estratégia.

Menos es más 

Puede que creas que 5 tuits para contar lo que ha pasado en los últimos 5 minutos es una excelente cobertura pero te aseguro compañero que no es así, veamos como reacciona tu audiencia (261.000)…

orlandocity

Pues parece que no, 3RT y 31 likes para 4 tuits es una media de 0,003% de engagement; pero más allá del número en sí, esta claro que no interesa, o no es la manera, o no es el lenguaje o lo que sea, pero no funciona y nuestra función como SM Managers es proponer, ejecutar y analizar para corregir así que parece evidente que aquí hay que corregir

He analizado las retransmisiones de 6 perfiles de clubes que jugaron ayer sus partidos de liga, @GironaFC (81,7K), @OrlandoCitySC (261K), @OfficialASRoma (1,15M), @ManCity (3,5M), @FCBarcelona (18,6M) y @realmadrid (20,8M).

Estos clubes retransmitieron sus partidos (solo he analizado desde el pitido inicial hasta el final del partido, no previas ni post partido, ni RT) con un total de entre 18 tuits (Real Madrid) y 33 (As Roma).

La suma de sus tuits consiguieron entre 88 RT (Orlando City) y 9.759 (Real Madrid), mientras que el tuit más retuiteado (habitualmente el resultado final) tuvo entre 19RT ( Resultado final – Orlando City) y 2,5K (Gol de Bale – Real Madrid)

El porcentaje de engagement conseguido por el tuit con más RT va desde el 0,006% del FC Barcelona (1,3K sobre más de 18M) hasta 0,09% del GironaFC (73RT sobre 81,7K de seguidores).  Obviamente el hecho de tener menos de 100K beneficia a la hora de aumentar el rátio de engagement pero parece claro que menos publicaciones y más contenido obtienen mejores resultados.

Copiar no siempre funciona

Hacer lo que hacen los grandes es una manera rapida y sencilla de no equivocarse, de eso no hay duda. Si ellos, con sus enormes presupuestos, tecnología y profesionales han decidido que eso es lo mejor, que vamos a hacer nosotros que somos pocos y vamos de bólido. Esa es una manera de afrontarlo, la otra es, por supuesto, optar por una estratégia retadora. Vamos a hacerlo diferente, ellos, con sus audiencias enormes y sus marcas potentes no pueden atreverse a hacer mucho de lo que nosotros, desde nuestras pequeñas cuentas, podemos hacer sin miedo.

Pero para ello, como siempre, se necesitan profesionales al mando, libertad y asumir los errores. No es fácil, pero parece evidente que es la única manera de destacar en un mundo donde casi todos hacen lo mismo.

Todo apunto para la nueva era del Manchester City

El sonido de un piano puede ser suficiente para transportarte a cualquier parte, un violín es capaz de emocionar a cualquiera en segundos y un par de trompetas son capaces de hacerte creer que no hay nadie más que tu allí presente. Pero todos juntos, sonando armónicamente mientras siguen una partitura consiguen algo mucho mayor. Todos, el equipo, la orquestra, son más que la suma de sus partes. Así planteó el Manchester City su #CityzensWeekend, usó sus armas comunicativas como la filarmónica de Nueva York usa sus instrumentos; con un objetivo, variedad de registros y mucho cariño.

Actividades para los fans en el Etihad, presentación de las nuevas camisetas, puesta de largo del nuevo entrenador, Pep Guardiola, que se pudo seguir en streaming, el lanzamiento de la nueva imagen de marca (escudo, web, redes sociales)… todo al servicio de la construcción de marca.

Habitualmente la modificación de alto tan “sagrado” como el escudo suele desgastar a la sociedad porque los fans suelen ser recelosos a cualquier modificación. En este caso más que una modificación se trata de un escudo completamente nuevo, una reinterpretación de los orígenes, con un proceso cuidado y contando siempre con la opinión de los fans, estilizado y modernizado para ser mejor reproducido en los productos de merchandising.

La nueva web mejora también, sobretodo en cuanto a reproducción del contenido audiovisual y social (derivado de las redes sociales del club), que cobra gran importancia, se suma a una aplicación de la que ya hablé aquí y que pasa por ser una de las mejores del deporte mundial.

Enorme cobertura mediática 

Las redes sociales fueron el eje vertebrador del fin de semana y, especialmente, del inicio del nuevo rumbo tomado por la sociedad. El hashtag usado, #ItBegins, no se refería sólo a la nueva temporada, ni siquiera a la era Guardiola en general, hablaba de un nuevo paso del City en su camino para dominar el fútbol mundial, dentro y fuera del verde.

A parte de una excelente cobertura en Twitter y Snapchat, de la cantidad de contenido en Web y Youtube, destacar el lanzamiento de una nueva cuenta oficial en la red de los 140 carácteres, una cuenta en catalán. Guiño a los aficionados culés, amantes del fútbol de Guardiola, para conseguir que los skyblues sean su “equipo en la Premier”.

La cobertura mediática que tendrá el City esta temporada en España será incomparable y el departamento de comunicación del club bien haría en reforzar esa parcela, y más cuando el vecino tendrá otro entrenador que atrae muchas miradas en la península.

Estoy seguro que veremos varios periodistas españoles y catalanes trasladarse a Manchester para cubrir el día a día de ambos conjuntos y del resto de la Premier League, un modelo que funcionó en Munich y que va a expandirse con una liga mucho más seguida en España.

Instagram también nos dió un behind the scenes bastante interesante. La cuenta del club @ManCity es una de las estéticamente más bellas del fútbol, con un look & feel muy reconocible, algo que han exportado a otros elementos del Grupo City, pues la cuenta de NY City FC @NYCFC mantiene un nivel que compite con la de su hermano mayor.

Como guinda del pastel llamaron a uno de los fans más reconocibles del club, Noel Gallagher, y le pusieron delante del nuevo jefe para que hiciera la primera entrevista en exclusiva para el canal de televisión del club, una pieza perfecta, que ocupará bastantes minutos de TV  y sumará muchas reproducciones en las redes sociales (pese a durar más de 20 minutos). El único “pero” que podría destacar aquí es la no aparición del nuevo escudo como fondo de la entrevista (que se lleva a cabo en el Players Lounge, donde vemos básicamente fotos y balones Nike)

Bajo mi punto de vista el gran acierto del City ha sido plantear la comunicación de este fin de semana, y de la presentación en sociedad como un todo, viendo el conjunto, el alcance potencial (prácticamente no hacia falta estar en Manchester para seguir al minuto todo lo que acontecía) y la cobertura dudo de que se pueda hacer mejor. Chapeau!

Kobe en The Players’ Tribune, un clavo más al ataúd del periodismo deportivo

kobe-bryant-retirement

Kobe Bryant, uno de los mejores jugadores de baloncesto de todos los tiempos, se retira. Es algo destacable, noticiable y que podría haber sido retransmitido en directo o ocupado un programa de prime time (como el anuncio de Charlie Shean de que es VIH positivo con Oprah). En cambio el jugador de Los Ángeles Lakers escogió otra plataforma para hacerlo, The Players’ Tribune.

Esta plataforma, lanzada hace aproximadamente un año por la estrella de los NY Yankees Derek Jeter pretende “saltarse” la intermediación de la prensa tradicional y permitir a los propios atletas comunicarse con el público sin intermediarios.

Esto parece ser una buena idea, algo que el publico aprecia, la comunicación directa. Y ataca directamente a los periodistas y medios tradicionales. Seguramente sea un reacción natural a una tendéncia periodística que cada vez busca más la polémica, la curiosidad, el detalle y el tráfico/ventas y se ha ido olvidando progresivamente de sus obligaciones con la veracidad, el contexto y el análisis que son, de nuevo, lo único que les puede salvar y mantener en el tablero de juego.

Kevin Love anunció que volvía a Cleveland Cavaliers a través de la misma publicación, Tiger Woods se defendió con un artículo de un ataque en forma de “entrevista inventada” de un periodista de Golf Digest. Pero no todo es así de bonito.

Por ejemplo, en The Players’ Tribune David Ortiz, estrella de del beisbol se defendió de las acusaciones de consumir esteróides que se cernían sobre él. Lo hizo en una plataforma donde nadie qüestionó su punto de vista, nadie le inquirió que profundizara ni nadie refutó su discurso con hechos. Por lo tanto, todos los espectadores perdimos al no poder estar correctamente informados.

Ambas partes, atletas y prensa, tienen sus motivos para emplear espacios como este o sus perfiles en redes sociales para comunicarse. El primer actor que debe asumir la culpa son los medios y los profesionales de la información que, en muchos casos, han olvidado no solo su objetivo sinó también como se debe ejercer su profesión.

Pero Kobe no se limitó solo al online, también imprimió esa misma “carta/poema” para todos los asistentes al partido de los Lakers. Se dirigió a los que le han apoyado siempre pero también a los que le han criticado porqué para él también estos le han hecho más fuerte. Estas cartas físicas se están vendiendo en eBay, por lo que vemos que el anuncio supone un gran impacto emocional (gente que quiere pagar por tener esa parte de “historia” en su poder). El precio de las entradas para el último partido de la temporada se han disparado por encima de los 1.300$ y seguro que todos los partidos que juegue desde ahora hasta el final de temporada aumentarán la asistencia.

La gestión que la superestrella ha hecho de la comunicación de su retirada es motivo de estudio porque será fuente de inspiración para futuras comunicaciones en el ámbito deportivo.

Messi: ¿Esconderlo o eseñarlo?

messi

Leo Messi está,  como todos sabemos, lesionado. Sufrió una rotura del ligamento colateral interno de la rodilla izquierda en el choque ante Las Palmas y los médicos hablaron de unas 8 semanas de recuperación. Este tiempo se cumple este fin de semana, en la visita del FC Barcelona al Santiago Bernabéu.

Escribe hoy Jordi Quixano en El País que el Barça se empeñó “de forma extraña” en esconder que Leo entrenó con el filial y titular que “El Barça enseña a Messi”. Desconozco el estado físico de Messi y las posibilidades de jugar contra el Real Madrid, pero puedo asumir que el cuerpo técnico y los responsables de comunicación del club han hablado sobre el tema, ¿qué decimos? ¿Lo escondemos o lo enseñamos?

Este hecho puede ser importante en la disputa del partido, aunque luego no lo dispute, ¿por qué?

Rafa Benítez y su cuerpo técnico levan al menos 2 semanas preparando el partido, analizando el rival, las variaciones, movimientos y preparando como contrarrestarlo. Normalmente estarán trabajando con partidos en los que Messi no ha participado pero, obviamente, el mejor jugador del mundo condiciona al FC Barcelona, cambia su manera de jugar, sus movimientos y en definitiva su rendimiento sobre el césped.

Por lo tanto el ver a Messi de corto entrenando con el grupo (quizás sólo hizo un ‘rondo’) hace que en los pasillos de Valdebebas se tengan que poner a revisar todo lo trabajado hasta ahora, quienes son los jugadores que pueden ayudar más a frenar al argentino, trabajar con ellos situaciones específicas, adiestrar a los jugadores para defender de una manera u otra según la posición del argentino y un largo etcétera.

Esta información (la participación o no de Messi) puede modificar un once inicial (hay que elegir entre Casemiro-Kovacic-Kroos-Modric), seguramente influirá en una convocatoria (añadir un jugador defensivo para en caso de ir por delante en el marcador poder modificar el sistema) y seguro afectará a las sesiones de trabajo previas al partido (consignas y instrucciones específicas, ejercicios y planteamientos distintos) que, por lo tanto, pueden afectar al rendimiento del equipo.

Pero el quid de la cuestión, lo que pasará por la mente de Benitez es “¿es un farol?”, ¿qué posibilidades reales de jugar tiene? Sea lo que sea, simplemente sembrar esa duda ya modifica el comportamiento del rival y te da una ventaja.

Esto es lo que ocurre en la trastienda del fútbol profesional y porqué la comunicación la deben gestionar profesionales. Recuerdo una anécdota de una semana que jugábamos en casa, teníamos a uno de nuestros delanteros lesionado (los médicos dijeron que estaba descartado) pero en rueda de prensa el míster dijo que tenía posibilidades de entrar en la convocatoria y que si lo hacía significaba que podía tener minutos. Si eso consiguió que el rival cambiara una sesión de entrenamiento para adaptarse o que viajara un jugador específicamente para cubrir esa posibilidad ya teníamos una ventaja. Esto es el fútbol de élite.

Leo Messi está,  como todos sabemos, lesionado. Sufrió una rotura del ligamento colateral interno de la rodilla izquierda en el choque ante Las Palmas y los médicos hablaron de unas 8 semanas de recuperación. Este tiempo se cumple este fin de semana, en la visita del FC Barcelona al Santiago Bernabéu.

Escribe hoy Jordi Quixano en El País que el Barça se empeñó “de forma extraña” en esconder que Leo entrenó con el filial y titular que “El Barça enseña a Messi”. Desconozco el estado físico de Messi y las posibilidades de jugar contra el Real Madrid, pero puedo asumir que el cuerpo técnico y los responsables de comunicación del club han hablado sobre el tema, ¿qué decimos? ¿lo escondemos o lo enseñamos?

Este hecho puede ser importante en la disputa del partido, aunque luego no lo dispute, ¿porqué?

Rafa Benítez y su cuerpo técnico levan al menos 2 semanas preparando el partido, analizando el rival, las variaciones, movimientos y preparando como contrarestarlo. Normalmente estarán trabajando con partidos en los que Messi no ha participado pero, obviamente, el mejor jugador del mundo condiciona al FC Barcelona, cambia su manera de jugar, sus movimientos y en definitiva su rendimiento sobre el césped.

Por lo tanto el ver a Messi de corto entrenando con el grupo (quizás sólo hizo un ‘rondo’) hace que en los pasillos de Valdebebas se tengan que poner a revisar todo lo trabajado hasta ahora, quienes son los jugadores que pueden ayudar más a frenar al argentino, trabajar con ellos situaciones específicas, adiestrar a los jugadores para defender de una manera u otra según la posición del argentino y un largo etcétera.

Esta información (la participación o no de Messi) puede modificar un once inicial (hay que elegir entre Casemiro-Kovacic-Kroos-Modric), seguramente influirá en una convocatòria (añadir un jugador defensivo para en caso de ir por delante en el marcador poder modificar el sistema) y seguro afectará a las sesiones de trabajo previas al partido (consignas y instrucciones específicas, ejercicios y planteamientos distintos) que, por lo tanto, pueden afectar al rendimiento del equipo.

Pero el quid de la questión, lo que pasará por la mente de Benitez es “es un farol?”, ¿que posibilidades reales de jugar tiene? Sea lo que sea, simplemente sembrar esa duda ya modifica el comportamiento del rival y te da una ventaja.

Esto es lo que ocurre en la trastienda del fútbol profesional y porqué la comunicación la deben gestionar profesionales. Recuerdo una anécdota de una semana que jugábamos en casa, teníamos a uno de nuestros delanteros lesionado (los médicos dijeron que estaba descartado) pero en rueda de prensa el míster dijo que tenía posibilidades de entrar en la convocatória y que si lo hacía significaba que podía tener minutos. Si eso consiguió que el rival cambiara una sesión de entrenamiento para adaptarse o que viajara un jugador específicamente para cubrir esa posibilidad ya teníamos una ventaja. Esto es el fútbol de élite.