Categoría: #broadcasting

El suelo que pisas también comunica

Quizás es una estupidez y solo yo me fijo en semejante chorrada pero si estamos de acuerdo en que todo comunica y cualquier elemento es susceptible de transmitir imagen de marca, ¿porque los campos de fútbol son tan similares entre sí? Automáticamente habréis pensado que el Bernabeu, el Allianz Arena y el Juventus Stadium nada tienen que ver, que es sencillo hasta para un profano diferenciarlo pero es que yo hablaba de otra cosa. El césped. Aún habéis abierto más si cabe los ojos, ¿verdad? Pero si, el césped es siempre igual, el mismo corte, los mismos banquillos, prácticamente las mismas publicidades… Es relativamente difícil saber en qué campo se juega un partido viendo una captura de una retransmisión. Pero no en todos los deportes ocurre y lo por lo tanto, quizás tampoco deba ocurrir en el fútbol.

Pienso en los deportes profesionales americanos, NFL, MLB, NBA o NHL y cualquier espectador reconocería, aún sin ser un experto, que equipo juega de local (y ya no por la tradición de jugar de blanco). Os pongo algún ejemplo para que no me tratéis de loco:

49ers

fenway

philips arena

 

Especialmente paradigmático es el caso de la NBA que ha hecho de la personalización de las pistas uno de puntos dominantes de su estrategia de marca. Este elemento (que centra la mayoría de imágenes de la retransmisión), que a largo plazo puede construir un imaginario colectivo, como hizo el mítico parqué trenzado del Boston Garden, ha empezado a ser explotado por todas las franquicias.

absolut-boston-parquet-floor boston garden

Algunas han aplicado los colores corporativos en distintos espacios dentro y fuera de la pista y otros han adaptado sus emblemas o elementos característicos a la propia pista. Un ejemplo de ello es el “panal de abeja” que han propuesto los Charlotte Hornets. Si mantienen su diseño durante el tiempo suficiente van a construir un lazo entre esa pista y la fanquícia que va a comunicar del mismo modo que la mascota, la vestimenta o los colores del equipo. Pero no solo en el deporte de élite, en NCAA fueron un paso más allá. Por ejemplo Oregon State, cuyo lema es “Deep in the woods” se atrevió con un diseño revolucionario que otras universidades han seguido. ¿Que os parece? ¿Lo veis en el fútbol europeo? ¿Que elementos rediseñaríais vosotros de un campo de fútbol?

oregon state

“I’m just here so I won’t get fined”

La prensa americana anda revolucionada porque Marshawn Lynch; runningback estrella de los Seattle Seahawks, contendientes de la SuperBowl del 1 de Febrero, se negó a hacer declaraciones en rueda de prensa. Lynch se limitó a responder todas las preguntas de los periodistas con una frase: “Estoy aquí solo para no ser sancionado“.

Esta misma semana, el entrenador del Chelsea, Jose Mourinho, también adelantó que no comparecería en la rueda de prensa pre partido obligatoria y va a ser multado por ello. Ejemplos como este, y otros muchos que se han ido sucediendo con mayor o menor repercusión, muestran que el papel de la prensa (sobretodo la escrita) tiene cada vez menos importancia, aunque los derechos de retransmisión cada vez son más caros y, por tanto, estos piden mayores contrapartidas para amortizarlos.

Casi todas las competiciones tienen definidos cuales son los momentos obligatorios de atender a la prensa, ruedas de prensa, zona mixta, entrevistas en vestuarios o incluso a pié de campo o pista. Además los departamentos de comunicación de los clubes tienen otras maneras de surtir de noticias a la prensa y los patrocinadores suelen intentar ocupar espacio para obtener visibilidad con presentaciones, campañas o información exclusiva de sus patrocinados.

Además, los propios clubes han entendido el valor de la comunicación institucional y poseen canales propios que aseguran una difusión fiel del mensaje que se quiere transmitir así como disponen de las mejores fuentes y exclusividad.

En este artículo para Forbes, Maury Brown, dice que la prensa debe “bajarse de su caballo” porque los atletas, como los clubes, ya no necesitan a los medios para distribuir su mensaje, por ejemplo, el Chelsea tiene 5M de seguidores en Twitter, el periodico The Guardian tiene 3 mientras que su perfil de deportes supera por poco los 500.000 seguidores. Otro ejemplo, Marshawn Lynch tiene más de 11M de followers, prácticamente los mismos que toda la ESPN… así que no se preocupa mucho de lo que tengan que escribir sus periodistas.

"Because finally there’s this: the fans don’t really give one hoot about whether Lynch takes the millionth dumb or repeated question. They care about his play. That’s it. That thing he was hired to do outweighs anything that could come out of some postgame interview."

Así pues, ¿cual es el papel de las ruedas de prensa? ¿Como sacan jugo periodistas que van a tener que vender ese producto mañana por la mañana en un periódico en papel? (obviamente, todo se cuelga inmediatamente en las ediciones digitales). Tal y como están ahora, no pueden.

Es decir, no pueden seguir escribiendo lo que escribían cuando no se veían las ruedas de prensa en canales de televisión, en canales de Youtube, o se podían seguir íntegras en radios y redes sociales. Ya no.

La prensa escrita tiene una ventaja fruto de su desventaja, son deben ser inmediatos así que tienen tiempo para analizar y profundizar, sacar conclusiones, ofrecer distintos puntos de vista, contextualizar y aportar valor añadido.

Pero igual ocurre con los otros grandes medios de comunicación. Sinceramente, como espectador no necesito nadie que me diga “va a disparar, pierna derecha…“, es obvio que sé diferenciar la pierna derecha de la izquierda y ya estoy viendo como carga la pierna por lo que yo también intuyo que va a disparar. Por contra, puede explicarme que otras opciones a parte de disparar tiene y porque escoge esa, porque elige esa superficie de contacto y no otra (para eso están los exfutbolistas ahí, para qué sino…) o utiliza los datos y las imágenes para mostrar la manera de jugar de algún jugador o equipo. Es decir, explícame algo que yo no tengo porque saber, una vez más, aporta valor añadido al producto. Aunque, claro, para eso hay que saber de fútbol (o del deporte que retransmitas) y eso no lo enseñan en la facultad de periodismo.

Pocas veces se cuestiona la “autoridad” de los periodistas que hablan, comentan y opinan sobre deporte, igual que la de los ex-jugadores. Así como tener una carrera deportiva no te convierte en buen comunicador (ni siquiera asegura que sepas “leer” el partido correctamente) tampoco la carrera de periodismo te titula para analizar ningún deporte. Pagaría por saber cuantos periodistas se han sacado el carnet de entrenador o han jugado/entrenado como para sentirse capacitados para analizar deporte de élite. Y en cambio muchos lo hacen, algunos bien y otros mal, y pocas veces dudan de sus comentarios. Quizás porque no es tan sencillo (e incluso ellos dudan), algunos de los mejores entrenadores del mundo Bielsa, Mourinho, Van Gaal o Guardiola, tratan de manera más o menos condescendiente a los periodistas.

Pero volviendo al tema retransmisiones deportivas y papel de la prensa, es cuestión de supervivencia, si no se esfuerzan por ofrecer valor añadido pagarán cada vez más por los derechos televisivos y solo los amortizarán con audiencias durante el desarrollo del juego (y todo el mundo sabe que poca publicidad puedes vender mientras se esta jugando). Tratar bien el producto del que tienes derechos, como ha hecho tradicionalmente Canal+ en España o Francia, o como hacen SkySports en Inglaterra, Italia o Alemania es la manera de conseguir una audiencia estable, constante y fiel. Además de que es la manera más eficaz y barata de explotar un producto del que solo tú dispones (mientras que una rueda de prensa es completamente abierta). Solo a partir de eso podrán amortizar el precio de unos derechos de retransmisión que no dejan de subir.

El mejor fútbol televisado del mundo

premier-league-ontvLa Premier League es la liga que factura más por los derechos de transmisión televisiva, lo hace a un precio superior a sus competidoras tanto a nivel nacional como a nivel internacional. Se ha hablado, escrito y discutido mucho sobre el modelo Premier y los factores de su éxito. Se destaca la competitividad, los horarios, la vistosidad de su juego, y en época navideña, del acierto de la decisión de jugar en las fechas donde buena parte de los espectadores tienen el tiempo y las ganas de ver entretenimiento y fútbol.

Obviamente todos estos factores influyen en el éxito del producto Premier, yo quiero poner sobre la mesa otro, que sin destacar por encima de ninguno de los anteriores o de los  mencionados habitualmente, hacen para mi manera de ver, que la liga inglesa sea la mejor del mundo, es el mejor fútbol televisado del mundo.

La tecnología y el deporte han evolucionado enormemente en los últimos 20 años (hablo del periodo del que tengo memoria) pero la transmisiones televisivas apenas han incorporado estos avances y la experiencia del espectador prácticamente no ha mejorado, excepción hecha de la calidad de la imagen y sonido. Hoy en día, ver un partido cualquiera de Liga Adelante y ver un partido de Primera en 1990 no tiene apenas diferencias, mismos tiros de cámara, mismo estilo de realización, mismos comentarios, mismas estadísticas, mismo estilo de pre y post partidos…

A excepción de Canal+, que sigue ofreciendo un sello característico y de gran calidad a la hora de tratar el fútbol, las demás cadenas generalistas siguen tratando el producto futbolístico de la misma manera. Bien es cierto que en alguna esquina aparecerá un hashtag y los narradores se hartarán de recordarnos que quieren que comentemos el partido con ellos, que elijamos el MVP (aunque les troleen) o que compartamos con su aplicación (que nadie usa) los mejores momentos del partido. Estos hechos demuestran claramente que los directivos de las cadenas no han entendido, para nada, lo que son las comunidades, el Internet 2.0 y las plataformas sociales porque si quiero que un periodista de relevancia a un comentario de un espectador anónimo ya iré a verlo al Bar con los parroquianos o llamaré al “cuñado” de turno. El análisis que debe aportar un experto en televisión (y no los comentarios banales y poco informados de la mayoría de los exfutbolistas que comentan en nuestro país) debe asemejarse a esto:

El estilo Premier

edicion premier

La Premier League realiza su propio contenido con un código de estilo marcadamente identificable, de esta manera consigue la unificación de criterios que permiten al espectador reconocer un estilo distintivo de la liga inglesa. Los planos largos (tácticos), las repeticiones multiángulo, los planos narrativos de entrenadores, suplentes o aficionados (jugador que falla una ocasión y plano siguiente del suplente sentado en el banquillo, que le dice al espectador lo que quiere oír), repeticiones claras (gracias a cámaras bien situadas) de fueras de juego y goles fantasma y un larguísimo etcétera que cualquier espectador de la Primer sabe reconocer.

Además, la Premier ha ido incorporando elementos para mejorar la comprensión del juego, como la captura que les muestro a continuación.

retransmision premier

 

Ahí está el realizador y el trabajo de postproducción mostrándonos como Ronald Koeman distribuía la linea defensiva de su Southampton este fin de semana después de la sustitución de una de sus jugadores y como colocaba las piezas.

La siguiente captura es otra innovación de la Premier para esta temporada sobre como presentar las estadísticas. La mayoría de aficionados están acostumbrados a leer los “mapas de calor” después de los partidos, esos gráficos que indican por donde se ha movido con más persistencia un jugador pero este gráfico, la estadística directamente sobre el césped nos da una idea mucho más clara (además de instantánea durante el desarrollo del partido) de cuales son las zonas de influencia de un futbolista. Esta nueva manera de presentar estadísticas, junto con el excelente trabajo en colaboración con OptaSports, hacen de la Premier la liga que mejor usa los datos para hacer comprensible el juego y más vistosa y entretenida la retransmisión, el principal objetivo de una plataforma televisiva.

Embedded image permalink

Tampoco faltan ejemplos mucho más sencillos que ayudan a la comprensión del juego sin necesidad de narradores, cosa que convierte el producto en mucho más universal. Las cámaras de linea de gol (en ninguna otra liga se usan con la habilidad inglesa) con un ojo de halcón que patrocina EASports, las estadísticas de los lanzadores de penaltis (sobreimpresión de una portería con el lugar donde el jugador ha lanzado sus 10 últimos lanzamientos y cual ha sido el resultado) o la aparición de una pequeña marca roja encima del nombre del equipo que ha sufrido una expulsión, cosa que ayuda enormemente si te conectas a la retransmisión en ese momento, haces zapping o ves un carrusel. Todos estos elementos son perfectamente aplicables a las retransmisiones del fútbol español, no requieren ninguna tecnología de la que las productoras españolas no dispongan.

no goal

El “carrusel” de partidos, es decir, encuentros que se juegan de manera simultánea, es otra de las grandes bazas de la Premier League, pues aporta valor a unos partidos que por si solos carecen de gran interés para el espectador neutral. Empaquetando esos partidos conseguimos que durante un par de horas el espectador pueda ver un producto muy entretenido que, a priori, no tiene interés para él.

El mercado esta guiado por los grandes clubes y sobretodo para el mercado exterior un Hull-QPR, Leister-Aston Villa o West Hamm-Sunderland son igual de interesantes como un Getafe-Granada, Deportivo-Almería y Espanyol-Cordoba. Pero mientras en España esos partidos se apartan a viernes por la noche, lunes por la noche y sábado a las 22:00h en Inglaterra se hace un paquete un sábado a las 18:00h y el espectador puede ver el triple de goles, ocasiones y emoción además de que los espectadores presenciales pueden ver a su equipo a una hora decente de un día festivo. Una vez más, igual que ocurre con los patrocinadores, menos es más y la Premier lo entiende mientras que la LFP y las productoras que tienen los derechos de realización de los encuentros se limitan a tratar de ordeñar un producto que, bien planificado, estructurado y ejecutado, es mucho más rentable que troceado y vendido al despiece.

Los 6 tipos de fans americanos del fútbol

En Europa existe la idea de que el fútbol es un deporte muy minoritario en Estados Unidos, lo que aquí sería el fútbol americano o una cosa similar. Creemos que no lo ven, no lo entienden o no les interesa porque tienen sus “megadeportes” como el fútbol americano, el baloncesto, el béisbol o el hockey. Sin embargo, según un estudio reciente de Forbes, el ‘soccer’ es el tercer deporte con más menciones en la web, muy por delante de béisbol y hockey. Otro ejemplo de esto es que para el partido que se disputó el 30 de Julio entre Manchester City y Liverpool en el Yankee Stadium de Nueva York, el número de espectadores superó a todos y cada uno de los partidos que habían jugado los Yankees en casa esa temporada.

El ‘soccer’ esta creciendo desde abajo, no por las grandes estrellas y no por los resultados de los equipos y selecciones (pese al buen papel de #USNMT). Una de cada tres casas tienen por lo menos uno de sus miembros involucrado de alguna manera con el “soccer”, como sabemos, muchos niños están empezando a jugar a fútbol en la escuela o el instituto y eso hace que sus padres, por asociación, se interesen en el juego, conozcan las normas, vean partidos y por lo tanto se empapen de la cultura propia del beautiful game.

Para ponernos en contexto y superar esa imagen del país veamos que en 2013, 3.494 partidos fueron retransmitidos por TV en EEUU, partidos de 104 países, lo que convierte a los espectadores americanos en los más “afortunados” televidentes futbolísticos del mundo. Ningún país ofreció tantos y tan variados partidos de fútbol.

Algunas características son compartidas por la mayoría de seguidores americanos, una de las más importantes y que los clubes europeos deben entender es que tienen más de un equipo al que siguen y no se sienten mal por ello (no existe ese sentimiento de exclusividad) por lo que “llegar primero” no les asegura fidelidad eterna, ni exclusividad, ni sentimiento profundo de pertenencia. Eso también tiene una parte buena, puedes ser el segundo, tercero o cuarto equipo de un fan y este, aún así, va a gastar dinero en ti.

usa fans

6 tipos de fans

The agnostic. El grupo más grande de aficionados al fútbol, sin etiquetas, les encanta el deporte y no tienen grandes sentimientos por uno u otro equipo. Alrededor de los 35, fuertemente apasionados. 60% siguen más de 5 equipos (algunos incluso en la misma liga). No están especialmente interesados en los equipos nacionales o selecciones. Se aficionaron en distintos momentos de su vida, 28% nacieron  en ambiente futbolístico y se aficionaron con menos de 8 pero 35% de ellos se aficionaron después de los 25.

The event seeker. Buscan los grandes torneos aunque luego se desconectan. Solo se muestran realmente interesados en Mundiales o grandes torneos (no siguen ligas regulares). La mayoría son solo seguidores de la selección americana y, como mucho, otro equipo más. Se aficionaron tarde, casi la mitad con más de 35 años.

The fanatico. Siguen ligas mejicanas y sudamericanas, son jóvenes (15/25), siguen su equipo del alma de su país natal o de origen. Nacieron en una casa influenciada por el fútbol, 65% se aficionaron con menos de 10 años. Siguen la selección de su país (Mexico, Colombia, Ecuador…) pero también USNMT.

The europhile. Interesado sobretodo en ligas europeas (especialmente la Premier League). Tienden a ser grandes aficionados, hombres menores de 30, que siguen competiciones internacionales. No tienen interés en partidos donde no juegan grandes equipos europeos (Real Madrid, Manchester United, Juventus…), tienen esa actitud snob. No son tantos como podríamos pensar.

The domestic. Sigue fútbol internacional pero sobretodo la MLS, tienden a ser más mayores de media, 38 años, y hay más mujeres dentro de este perfil. Landon Donovan es más popular que Messi (que es el jugador más conocido en los EEUU) o Ronaldo.

The observer. No son fans, suelen ser mujeres, mayores de 45 y con hijos que juegan o van a jugar a fútbol. Su interés reside en que sus hijos hagan deporte y creen que el fútbol puede ser uno positivo para ellos.