Cambio de modelo para frenar el Imperio Ultra

La12

Este fin de semana, por desgracia, hemos tenido que vivir otra muerte relacionada con el entorno del fútbol para que se hable de los radicales/ultras que siguen merodeando alrededor del deporte. Se ha hablado de que la muerte es debido al fútbol o a las pasiones que este levanta aunque eso es tan cierto como que ha sido relacionada con la política pues no se pelearon hinchas del Deportivo contra hinchas del Atlético de Madrid por nada relacionado con el deporte sino porqué unos defienden unas ideas políticas y otros las completamente opuestas. Pero bien, no quiero profundizar ese tema.

Lo que si queda claro es que, como no se acote el acceso al deporte (eventos, recintos, desplazamientos…) que tienen estas personas, agresivas, violentas, delincuentes o cualquier otro calificativo reprochable socialmente, no va a haber “paz” en el entorno del deporte. Si seguimos sin actuar para frenarlo el siguiente paso es el enorme peso que tienen los ultrà en el calcio italiano, donde no hace mucho también sufrieron la muerte de un hincha del Napoli a manos de un romanista (equipo que siquiera jugaba ese partido que enfrentaba Napoli-Fiorentina en el Olímpico de la capital en la final de la Coppa italiana). Los ultrà han conseguido parar partidos en infinidad de ocasiones, hablan habitualmente con los jugadores en pleno estadio y tienen un control a todas luces excesivo de lo que ocurre en parte del estadio y los aledaños, así como en los desplazamientos. Lanzaron una Vespa desde las gradas del estadio más grande del país, imaginemos lo que significa eso.

moto-inter_atalanta

Si seguimos la “progresión” de ese “imperio ultra” el siguiente paso son las Barras Bravas argentinas, que más allá de un control absoluto de reventa de entradas o merchandising del club han llegado a pedir dinero a los jugadores de sus propios equipos para garantizar su seguridad (una especie de “impuesto revolucionario” al estilo etarra o un pizzo mafioso en toda regla). Además, en un delirante giro de la realidad, han empezado a ofrecer “tours” para que cualquiera pueda ver lo que es vivir un partido desde La12 en la Bombonera o entre Los Borrachos del Tablón en el Monumental.

Si se quiere atajar el problema hay que fijarse en las dos ligas que mejor han gestionado este tema, la Premier League erradicó el hooliganismo a partir de medidas políticas impuestas por el gobierno Tatcher derivadas del Informe Taylor. Pero quien ofrece un mejor trato al aficionado y quien ha eliminado cualquier espacio de violencia alrededor del fútbol es la Bundesliga alemana.

Modelo alemán, no solo entradas baratas y dinero bien administrado

Tengo la sensación de que el aficionado medio español piensa en entradas baratas, estadios llenos y dinero bien administrado cuando habla del “modelo alemán” de organización pero eso es una consecuencia, no la causa que los administradores del fútbol deben buscar. ¿Cual es la raíz de ese modelo? ¿Cual la filosofía subyacente?

El fútbol alemán, igual que el inglés con la implantación de la Premier League en lugar de la First Division, estructuró un modelo basado en clubes populares que poseen sociedades deportivas que compiten en una liga. Estas sociedades deportivas tienen derecho a competir en la liga siempre y cuando estén en posesión de la correspondiente licencia. Bundesliga, la organizadora de la competición, otorga estas licencias siempre que se cumplan una serie de rátios económicos, características deportivas, propiedades o comportamiento público.

tifo dormund

Estas medidas tienen una filosofía clara, unas normas que derivan de ellas el sentido de las cuales está perfectamente en linea con los objetivos y filosofía de la idea general, que el fútbol sea un espectáculo ideal para transmitir valores a través de la familia. De ahí que encontremos actividades donde jugadores y aficionados se relacionan (comen juntos o viajan juntos), fomentan el transporte sostenible y social, promueven las canteras para que los niños alemanes se identifiquen mejor con los jugadores que representan los equipos de sus ciudades o regiones (a parte, obviamente, de obtener jugadores para su selección nacional) o ponderan el trato al espectador, las facilidades de acceso, los precios populares, fomentan el desplazamiento a través del país (manera de conocer su país y de generar riqueza),  y un largo etcétera de rátios, medidas, checkpoints y objetivos a cumplir por las sociedades que quieran competir dentro de la Bundesliga.

Por poner un ejemplo fácilmente comprensible (y que todos podamos comparar con lo que hacen o harían los clubes de los cuales el lector sea aficionado) el organismo que gestiona el fútbol alemán escribe de manera anónima a los clubes profesionales germanos (mediante carta, email o redes sociales) y evalúan la respuesta de estos (trato, amabilidad, tiempo de respuesta…) para asegurar que el trato y respeto hacia el aficionado es el adecuado. Fallar en indicadores como este puede comportar una multa o hasta la retirada de la licencia.

Solo para hacerse una idea de lo que significa la organización alemana y hasta que nivel de detalle exige el máximo a sus afiliados. Imaginemos lo que supondría en España, más allá del control financiero, las exigencias en términos de seguridad en los estadios (accesos, cánticos, pancartas, bengalas, lanzamiento de objetos…) pero también el poder para acotar entradas a precios razonables, ofrecer la posibilidad de viajar en los partidos fuera de casa o el trato que reciben los propios hinchas. Eso son consecuencias de una política derivada de una filosofía de respeto y cuidado al aficionado y la comunidad; por eso también los campos alemanes tienen el porcentaje de afluencia más alto del fútbol mundial y sus precios son adecuados para que la mayoría de la población pueda asistir al estadio. Repito, eso son consecuencias de un plan estratégico que va mucho más allá, con una filosofía y objetivos perfectamente aplicables al fútbol español.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s