Un error de comunicación agrava la sanción a Suárez

Suarez t-shire

La sanción de la FIFA a Luis Suárez ha provocado infinidad de reacciones en el mundo del fútbol. Desde los que están en completo desacuerdo con el organismo que rige el fútbol mundial, hasta los que creen que la sanción es justa y proporcionada. La mayoría de aficionados estarán dentro de una “escala de grises” a medio camino entre un extremo y otro.

Lo que es evidente es que Suárez es reincidente, se le ha sancionado por conducta antiedeportiva y ha estado excluido del juego por más de 30 partidos desde 2010, y eso sin haber visto una tarjeta roja, lo que demuestra que no es un loco violento, sino que simplemente cree que “todo vale” con tal de vencer. Y ahí es donde entran los gobernantes del fútbol.

En su primera sanción, por morder a un rival mientras jugaba en el Ajax de Amsterdam, el club le apartó durante tres partidos más (a parte de la sanción impuesta por la propia Eredivise); en Inglaterra ha tenido dos sanciones graves más, otra por morder a Ivanovic, jugador del Chelsea, y por insultos racistas contra Patrice Evra, del Manchester United. A esto hay que sumarle la vivida la pasada semana en la Copa del Mundo de Brasil 2014, mordiendo al italiano Giorgio Chiellini.

La FIFA le ha sancionado duramente, con 9 partidos internacionales de suspensión y 4 meses sin pisar un campo de fútbol, entendiendo que el jugador es reincidente, lo define como un acto “deliberado, intencionado y sin provocación” y con el agravante de que no ha mostrado arrepentimiento.

Los que no nos calzamos las botas de tacos podemos hacer poco para evitar comportamientos como el del astro uruguayo, prevención, educación, valores… pero no tenemos una incidencia total sobre el comportamiento del jugador. Lo que si dominamos es la comunicación.

¿Qué hacer para reducir el castigo de Suárez?

En primer lugar, asesorar correctamente al jugador. La Copa del Mundo de la FIFA es un evento televisivo con una cobertura brutal, todo el mundo sabe que todo lo que sucede dentro de un estadio puede quedar grabado, más si sucede encima del césped, por lo que se hacia evidente que el mordisco de Suárez había sido captado por las cámaras. Por ese motivo, negar los echos es la mayor estupidez que han cometido los responsables de comunicación uruguayos. Si pensaban que así lo taparían están completamente locos.

Luis Suárez: "Mi cara impacta contra el jugador y me deja con un hematoma y mucho dolor en los dientes. Eso es lo que pasó y en ningún momento sucedió nada que se pueda describir como morder o intentar morder."
Diego Lugano: "La sanción a Luis atenta contra los derechos humanos."

Aquí encontramos el mayor error posible, y me da la impresión que es algo que esta empezando a convertirse en costumbre: negar la mayor y esperar que amaine el temporal. Creo que en muchos casos es un error, aceptar los echos y asumir las responsabilidades nos da la opción de manejar la crisis. Nos coloca en una situación más fuerte porque dominamos los acontecimientos futuros.

La prensa se encargó del resto, conspiranoia, el odio de los ingleses por Suárez, la corrupción de la FIFA (que no se pone en duda, pero que no parece ser el motivo de la sanción) y un largo etcétera que provocó incluso que el Presidente Mujíca se pronunciara. La llegada del héroe a suelo pátrio fue el cierre perfecto a una demencia colectiva.

Must read: "El caso Suárez: La lucidez uruguaya se ahora en el mar celeste" de Luis Roux

La asunción de la culpa y la búsqueda del perdón público (sumado al regalo de Chiellini, diciendo públicamente que él estaba desacuerdo con la sanción) hubiera provocado una rebaja sensible en la duración y dureza del castigo, la apelación presentada ahora no obtendrá respuesta satisfactoria alguna por parte del organismo que han atacado con vehemencia desde que se hiciese pública la sanción. No parece muy inteligente atacar a quien decide el castigo, lo sabemos todos los que hemos enfrentado a nuestros padres durante la adolescencia.

La gestión de la comunicación pública es, con la inmediatez y virulencia de las redes sociales, un factor a tener muy en cuenta por todos los actores participantes. Que la FIFA va a proteger a toda costa su negocio es evidente, y que si le ayudamos con nuestra actitud nos vamos a ver beneficiados (diracta o indirectamente, por acción u omisión) parece fácilmente deducible. Así pues, algunos responsables de comunicación de la AUF deberían valorar seriamente su papel en esta crisis.

Anuncios

Un Comentario

  1. Pingback: Como lavar la imagen de Luis Suárez | @AdamDiDa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s