El futuro de la #SerieA más allá de la frontera bianconera

Imagen

La Juventus está a punto de conseguir su tercer scudetto consecutivo, el tercero también de Antonio Conte, optando a llegar a los 100 puntos. El club lucirá, además, su precioso Juventus Stadium durante la final de la UEFA Europa League, competición que se ha convertido, después de ser apeado prematuramente en Champions, en el principal objetivo de la vecchia signora para esta temporada.

Una plantilla con jugadores de talla mundial, desde Buffon o Pirlo a Llorente o Tévez, pasando por Pogba, Osvaldo y Chiellini. Una plantilla muy superior a las que presentan los históricos del calcio, AC Milan o Internazionale, ni siquiera una remozada Roma ni el reforzado Napoli van a poder plantar cara a una squadra construida para dominar el calcio durante, almenos, un lustro.

La Juventus fue el primer club italiano en disponer de un estadio en propiedad. La “tradición” italiana dice que los estadios son municipales, algunos incluso compartidos con otros clubes (caso paradójico el de San Siro / Giuseppe Meazza de Milán). Cómo todo el mundo del deporte sabe, los ingresos provenientes del estadio y su explotación son claves para competir contra equipos de alcance mundial y la Juve ha entendido que para sobrevivir debe abrir sus fronteras. Actualmente los clubes deben tomar decisiones estratégicas que van a marcar el futuro de sus sociedades para las próximas décadas. Competir a nivel global o local, ser cabeza de ratón o cola de león, pez grande en una pecera o pez pequeño en un océano. La Juve invirtió 120M€ en construir una infraestructura que la coloca en la pole position para ganar el scudetto en los próximos 5 años.

La Juve ha tomado decisiones estratégicas y, con buen criterio, competir donde le corresponde, con la élite mundial. Para ello ha construido un estadio que le va a aportar una ventaja competitiva respecto a sus competidores locales, le va a proporcionar ingresos a corto y largo plazo para seguir con su idea futbolística diferenciada. El reparto de los ingresos por la venta de derechos televisivos en Italia tiene los siguientes criterios (vía @Pablo_Deco):

  • Una cantidad fija para todos, que representa el 40% del total.
  • Cantidad según el número de fans: muy polémica y lejos de ser transparente. Se hace mediante un estudio llevado a cabo por 3 compañías. En el estudio se hace una encuesta para determinar cual es el equipo favorito de cada encuestado. Reparte un 25% del total.
  • Población de la provincia en la que milita el club: basado en el tamaño de la provincia y no en el tamaño del pueblo, villa o ciudad en el que se asienta el club. Es una partida en la que los clubes no pueden hacer nada para incrementarla. Reparte el 5% del total.
  • La posición en la última campaña, que reparte el 5% del total
  • Clasifiación en las últimas 5 temporadas: se establece el 15% del total en base a la posición lograda en el último lustro.
  • Resultado histórico: el 10% del total es determinado por las posiciones en liga desde 1946.

Obviamente, la Juventus, por palmarés, nivel de seguidores y resultados es el equipo con mayores ingresos con más de 165M€, a sólo 20M€ de los dos grandes españoles, los que más ingresan en el fútbol mundial, es el tercer club que más dinero recibe de la venta de derechos televisivos. Pese a ello está sólo en la novena posición en el ránquing de Deloitte con una facturación anual de 272M€ y su dependencia de la televisión es la más destacada de Europa (60%) lo que convierte al club en inestable, porque depende mayoritariamente de una sola fuente de ingresos.

El objetivo del club debe ser aumentar los ingresos por patrocinio (es el 16 de 20 en este aspecto) y por ticketing (15 de 20) y colocarse almenos entre los 10 equipos que más facturan por esos conceptos. De esa manera podrán competir en condiciones con los actuales dominadores europeos y, en consecuencia, pelear los la Champions League de manera regular.

¿Quien puede competir con la Juventus?

Imagen

Sólo hay 5 clubes en disposición de amargarle el dulce a los bianconeri, los dos equipos de Milán (Inter y AC Milan), la AS Roma, el Napoli y la Fiorentina. Los dos históricos del norte del país están en horas bajas, esta temporada compiten por entrar en Europa y probablemente ninguno de los dos lo logrará por lo que su posición para competir contra la Juve el campeonato del año que viene pasa por la voluntad de sus propietarios de invertir en el club (pues los ingresos por competición europea no van a existir). AC Milan e Inter, además carecen de una estructura deportiva sólida, con unos objetivos y una identidad propios y hasta que eso no se defina van a ser dos sociedades a la deriva, incapaces de triunfar de manera regular.

En la AS Roma ha desembarcado Di Benedetti, un magnate americano que ha establecido un plan a largo plazo para recuperar el sitio que corresponde al club capitalino. Cambio de proveedor técnico, rediseño del escudo, apertura de la comunicación fuera de los fronteras del país, política deportiva con un sentido propio, fichajes de rendimiento a medio plazo… los giallorossi parecen el próximo gran rival de la Juve, los únicos que, en relativamente poco tiempo, van a poder hacerle sombra a la fidanzata del’Italia. Para ello deben incrementar sus ingresos en las tres facetas (en derechos de TV están a 100M€ de la Juve) y tienen el handicap de compartir estadio con la Lazio. El Olímpico es inmenso, con una pista de atletismo que se hace cada vez más extraña entre los estadios modernos y con una carencia de instalaciones adecuadas para sacar el rendimiento necesario para competir internacionalmente. Di Benedetto tendrá que plantearse la construcción de un nuevo estadio si quiere establecerse en la élite del fútbol mundial.

Por último Napoli y Fiorentina parece que tiene la voluntad de aprovechar el hueco que han dejado los equipos de Milán y van a competir por jugar la Champions (el Napoli lo tiene bastante cerca) y además esta misma temporada lucharán por el título de Coppa Italia. Ambos clubes han marcado un estilo propio de juego pero tienen las mismas carencias económicas. No están entre los 20 clubes con mayor facturación de Europa y con menos de 120M€ es imposible jugar la Champions con alguna garantía de ser competitivo. Además su estadio sigue siendo de vieja generación, con pista de atletismo, sin servicios añadidos y con poca capacidad para generar ingresos. Su visibilidad internacional es muy reducida y por lo tanto su capacidad de generar ingresos por patrocinio se reducen drásticamente. Una planificación estratégica de marketing les podría beneficiar a largo plazo, pero si tardan más tarden en empezar ese proceso se van a quedar fuera de juego y solo podrán competir en condiciones en el campeonato local.

Como podemos observar, el hecho de disponer de las herramientas adecuadas (estadio, comunicación, ingresos…) es clave para competir en un mercado que exige definirse. Es la hora de tomar decisiones estratégicas que van a definir el devenir de las sociedades más potentes del país transalpino, hacerlo rápido y hacerlo bien va a marcar la diferencia entre vivir y sobrevivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s