El modelo televisivo

haces-daño-equipo

La LFP ha lanzado una campaña con un vídeo, más bien cutre, que ha obligado a difundir a clubes, operadores de televisión y demás actores alrededor del fútbol bajo el eslogan “Dañas a tu equipo” (#dañasatuequipo) donde se le dice a los usuarios que piratear fútbol (es decir, verlo fuera de plataformas de pago, hacerlo por ejemplo, por Rojadirecta) hace daño al equipo del que eres seguidor, pues sus derechos televisivos ven disminuido su valor (- audiencia = – valor). En esencia no se puede decir que esto no sea verdad aunque hay muchos peros.

Como el pueblo es soberano y las redes sociales permiten que el mensaje de la institución y el del usuario se igualen en fuerza, el propio hashtag propuesto ha servido para recoger cantidad de críticas hacia la campaña pero sobretodo hacia el modelo de liga que se esta promoviendo desde la patronal de los clubes. Los reproches más evidentes vienen por la mala planificación (no saber de antemano las fechas y horarios de todos los partidos), el injusto reparto de derechos televisivos que fomentan la desigualdad (cosa que si daña, y mucho, el valor mediático de la competición), la duración de las jornadas (de viernes a lunes de madrugada), los horarios (desde las 12h a las 22h), las sanciones y comités (ha coincidido con la sanción a Jona, del Real Jaén, por mostrar una camiseta en apoyo a los niños afectados por cáncer), por los precios de las entradas, cuando firmas para que indulten a un condenado solo porque es presidente de un club…

En primer lugar el error es echarle la culpa al aficionado. En otras ligas el aficionado que asiste al estadio es el centro del negocio. Justo mientras en España se lanzaba la campaña, en Inglaterra, el Swansea tenía que atrasar 15 minutos el inicio del partido por los problemas de tráfico que había alrededor del estadio que iban a impedir que buena parte de los espectadores pudieran llegar cómodamente al estadio (no es la primera vez, el Arsenal tuvo que hacerlo por una avería en el metro, por ejemplo). Ese detalle (nunca visto en España) sí demuestra quien es importante. Esta temporada la LFP avisó a todos los equipos que si, por la causa que fuera, demoraban el inicio del partido o de la segunda mitad (si tardaban en salir del vestuario, por ejemplo) iban a ser duramente sancionados. No querían que ninguna incidencia llevase a que dos partidos se solaparan en el tiempo, o que las cadenas que retransmiten los partidos no tuvieran tiempo de hacer sus cortes publicitarios correspondientes. Ellos son el centro de nuestra liga.

El tema jornadas, horarios y precios, demuestra también que ninguno de los clubes considera que su aficionado, el fiel espectador que asiste al estadio, el abonado, el socio, tiene más interés que el espectador que lo ve desde casa. Así lo demuestran cuando venden su alma al diablo con tal de asegurar unos ingresos anuales. Si me apuras el espectador de TV vale más, porque a ese se le puede meter publicidad antes, en el descanso y después del partido y, por lo tanto, se comercializa con él. Además, durante estas dos semanas hemos encontrado muestras fehacientes de que el pirateo de la señal de TV no es, ni de lejos, el problema más grave del fútbol español.

Desde el lanzamiento de un gas lacrimógeno en Villareal, un Tribunal de Apelación que decide 2 horas antes del inicio del encuentro (con la jornada ya iniciada) que no se le retira la sanción a Cristiano Ronaldo (si se llega a retirar y el partido es fuera de casa hubiese sido un cristo), la comentada sanción a Jona (que por presión mediática ha sido retirada), el cambio de horarios de dos equipos (uno de ellos viniendo de un viaje 8 horas por jugar competición europea al que se le restan dos días de descanso) para homenajear a una afición (la del Villareal) que hizo lo que tenía que hacer… Un esperpento.

Además de todo eso encontramos el ya recurrido tema de la repartición de los derechos de televisión. Siendo la única liga que lo hace de manera individual (aunque parece que esta será la última temporada) hemos convertido en más ricos a los ricos y más pobres a los pobres lo que conlleva una menor competitividad y, desengañémonos, el aficionado no busca solo ver las estrellas de Barça y Madrid, busca ver una competición, un resultado incierto y un espectáculo justo.

Sumemos además que muchos aficionados en el extranjero no pueden ver los partidos de su equipo porque la LFP no ha conseguido vender los derechos, por el alto precio dado el interés general de la competición. En Italia, por ejemplo, ningún canal da partidos de la liga española y a final de la temporada pasada se regaló el paquete a operadores minoritarios (prácticamente locales), que de repente tenían los derechos para retransmitir los últimos partidos de la Liga BBVA de Barcelona, Madrid, Atlético y Valencia.

Todos estos aspectos, y muchos más que olvido porque son de dominio público, y la LFP se centra en culpar a los aficionados. Si la LFP tuviera con sus seguidores la deferencia de regular algunos de estos aspectos para hacer una competición más justa deportivamente, con un calendario fijo para que todos se pudieran organizar su tiempo de ocio, con horarios compatibles con la vida normal (no es normal que alguien se acueste un lunes a las 12 de la noche porque el partido de su equipo termina a esa hora y menos si se ha desplazado al estadio y tiene que volver a su casa), precios de los abonos y las entradas asequibles según la economía del país (la Liga española es la segunda más cara de Europa respecto a la renta media sólo por detrás de Turquía), ofrecer productos televisivos atractivos para el espectador y a un precio razonable (ahora tienes que abonarte a dos operadores para seguir las infinitas franjas de partidos, ¿Internet no ofrece una plataforma mejor?) y un largo etcétera que va a llevar, si no se pone remedio, al total desinterés de los aficionados, que pronto reclamarán una Liga Europea donde los equipos compitan menos y mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s