5 modelos de #gestiondeportiva de clubes de fútbol

Radamel-Falcao

Uno de los problemas que más claro veo entre los clubes profesionales es que les falla la definición, aquello que cualquiera que ha estudiado en el ámbito empresarial conoce como “misión” y la “visión”.

La Misión de una organización es una frase concisa, con foco “interno”, de la razón de la existencia de la organización, el propósito básico hacia el que apuntan sus actividades, y los valores que guían las actividades de sus empleados.
La misión está vinculada con los valores centrales. También describen cómo competir y generar valor al cliente.
La Visión de una organización es una frase concisa que describe las metas de mediano y largo plazo. La Visión es “externa”, orientada al mercado, y debería expresar de una manera colorida y visionaria cómo quiere la organización ser percibida por el mundo.
Las principales diferencias entre Misión y Visión son:

La Misión mira hacia “adentro” de la organización, es el que da sentido a la organización; mientras que la Visión lo que hace es mirar hacia “afuera”.

La Misión tiene su horizonte en el mediano plazo, acentuando los aspectos que se deben cambiar; la Visión se orienta al muy largo plazo, en el sentido de rescatar la identidad, los aspectos inmutables esenciales.

Estos conceptos son clave a la hora de definir una estrategia, como crecer, como vender, como comunicar, etc. Todo esto “bebe” de la fuente estratégica que emana de misión y visión.

A la hora de gestionar cualquier club deportivo tenemos que entender cual es su modelo. Muchos pensareis que todos los clubes persiguen lo mismo, ganar, algo que es obvio pero que no esta exento de matices. Dejadme que etiquete algunos tipos (los nombres son lo de menos):

Ganador: El modelo ganador es aquel que persigue la victoria siempre, equipos que van a pelear por ganar cualquier competición y que, para ello, van a hacer lo que haga falta. Tienen gran capacidad de inversión (jugadores, entrenadores, estructuras…) , una masa social global y una imagen ligada a la victoria que deben mantener (es su posicionamiento de marca), no son tantos: Real Madrid, FC Barcelona, Manchester United, Juventus, Bayern, Chelsea y Milan. Su obsesión es la victoria, a partir de ella han cimentado su imagen y no pueden sobrevivir a largo plazo sin conseguirla (recordar los años que FC Barcelona o Real Madrid han pasado en blanco y la presión que se generaba entorno a la entidad).

Aprovecho para comentar que pese a que los actuales conjuntos de FC Barcelona y Real Madrid estén formados claramente por dos patrones distintos (aquello que algunos denominan “cantera vs. cartera”), esto se produce por la excelente generación de talento surgido de un maravilloso trabajo de base, pero hasta no hace mucho el FC Barcelona estaba repleto de brasileños, holandeses, argentinos y demás jugadores internacionales como ahora lo esta el R. Madrid (que en otras épocas tuvo equipos con jugadores de la casa fruto de un trabajo similar al de La Masía actual).

Retador: El concepto “retador” se usa mucho en marketing para explicar estrategias de empresas que saben que no son las número uno de su mercado y por eso hacen algo distinto para ir conquistando cuota de mercado al líder. Actualmente podrían ser equipos como Liverpool, Arsenal, Manchester City, Inter de Milan, Borussia Dormund y, en otro escalón, Valencia, Atlético de Madrid, AS Roma, Fiorentina, Lazio, Napoli…

El Manchester City ha optado por la inversión desmesurada en fichajes (se lo permite su inversor), el Arsenal ha focalizado sus esfuerzos en captación y formación del mejor talento internacional para la posterior venta y así autofinanciarse con las plusvalías (un modelo copiado del Ajax de los 1990/2000), el Borussia Dormund también se ha centrado en la formación pero en su caso de los mejores jugadores de Alemania, el Inter sigue empeñado en fichar jugadores destacados de mercados secundarios (sobretodo de mercados sudamericanos y de europa del este más los descartes de los equipos más potentes). En España los dos principales exponentes de este grupo, Valencia y Atlético de Madrid han optado por dos vías distintas, la apuesta por los jugadores nacionales (Guaita, Jordi Alba, , descartes de los grandes equipos (Mata, Soldado, Gago, Parejo, Canales) y captación nacional (Villa, Víctor Ruiz, Diego Alves, Feghouli, Barragán, Guardado) e internacional de destinos poco conocidos (Jonas, Tino Costa, Mathieu, Rami) ; mientras que los colchoneros han realizado grandes esfuerzos económicos para conseguir jugadores internacionales (Falcao, Arda, Diego, Thiago), han apostado por jugadores de la cantera o captados jóvenes (Koke, Gabi, Mario Suárez) y algunos fichajes del mercado nacional (Juanfran, Cata Díaz, Adrián, Raúl García, Godín, Filipe Luis o Cisma).

Formador: Equipos con gran querencia por su fútbol formativo, que destinan recursos en captación y formación pero que, además, dan oportunidad a los jóvenes de la base para jugar en el primer equipo. El ejemplo más visible puede ser el Barça, aunque ya hemos comentado esto es porque ha coincidido una excelente generación y unos entrenadores que, a viento favorable, han podido dar oportunidad a los productos propios. El Athletic de Bilbao sería un ejemplo mucho más claro de lo que es un club radicado en la formación, que forma parte de su estrategia clara y definida. También el RCD Espanyol se ha encontrado con una situación de crisis económica permanente que les ha obligado a echar mano de una de las mejores canteras del país (que ahora ha reducido su presupuesto y su capacidad de captación a 50km alrededor de Barcelona, lo que reduce sus posibilidades de competir contra el Barcelona).

Comprador – Vendedor: Les voy a poner un solo ejemplo, pero ese ejemplo es perfectamente descriptivo de como este modelo puede ser exitoso: FC Porto.

A partir de la llegada de Antero Henrique, el club comienza un periodo de reconstrucción continua que le permite conseguir títulos y ganar dinero gracias a la compra de jóvenes talentos, a los que hacen triunfar y venden a grandes precios. Tras ocho temporadas en su cargo, Henrique ha obtenido un saldo neto de 240 millones de euros para el club. No duda en buscar mercados desconocidos, actuando con gran velocidad y asumiendo riesgos. Un ejemplo es el de Hulk, al que descubrieron en la Segunda División japonesa. Para ello Antero confiesa que tienen unos 250 scouts y ojeadores, entre agentes y amigos, tanto internos como externos al club.
Para Antero Henrique el éxito del FC Porto se basa en tres supuestos: la captación, el desarrollo y el rendimiento. El reclutamiento se articula con la exploración, el desarrollo tiene que ver con la formación y el rendimiento con la productividad del jugador en el primer equipo. Los jugadores llegan muy jóvenes al club y se les deja tiempo para que se adapten, cojan confianza y crezcan. Poco a poco pasan de ser suplentes a titulares y de titulares a estrellas. Es entonces cuando son vendidos y parte del dinero ganado se vuelve a invertir en otros jóvenes talentos que seguirán esos mismos pasos.

Colección de cromos: La familia Pozzo, dueños del Udinese, juegan un Supermanager o un Comunio real, compran jugadores desconocidos con la vista puesta en su venta posterior y, con los beneficios, voler a reinvertir en el club. Una inversión de 13M€ les permite tener una red de ojeadores alrededor del mundo que les permite detectar talento antes de que este explote, su objetivo es fichar ese jugador emergente antes que cualquier otro club europeo de máximo nivel para que cuando se produzca esa eclosión el jugador sea propiedad suya y así obtener el beneficio de la venta (además son buenos vendedores, negociadores duros). Esta inversión en captación de talento les ha permitido jugar competición europea, tener clubes vinculados en distintas categorías profesionales en España e Inglaterra además de obtener beneficios económicos, + de 300M€ en los últimos 25 años. Lo explica Gino Pozzo, hijo del presidente Gianpaolo Pozzo.

"El nuestro es un modelo desarrollado con el tiempo. Como no podemos competir con las ofertas de otros clubes, decidimos hacer un trabajo alternativo: buscar talentos y formarlos".
 "El Chelsea, el Manchester, el Inter, el Arsenal y los equipos portugueses están en todos los sitios. Buscan el producto seguro cien por cien. Nosotros apostamos al 50%, que venga a Udine y que en un par de años se convierta en un buen jugador"

Estos son cinco ejemplos de modelo de club distinto, aplicable a cualquier categoría y a cualquier deporte. A partir de tener muy claro el modelo de nuestro club la #gestiondeportiva del mismo va a resultar mucho más sencilla y la toma de decisiones más lógica. Hay que aplicar esa frase de Abraham Lincoln “Si me dieran 8 horas para talar un árbol, emplearía 6 para afilar el hacha“, la estratégica es afilar el hacha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s